domingo, 20 de junio de 2010

Capitulo 8: la boca del lobo

ya habia amanecido.Abri los ojos y vi que habia una figura dandome la espalda.Recordando la noche anterior me acorde de que le habia dicho a melanie que podia dormir en mi cama.Le acaricie el cabello y ella se despedazo sonriendome.
-¿Has dormido bien?-le pregunte,riendo
-De maravilla-me respondio-¿y tu?
-Muy bien-respondi-Ahora, sorry, pero deberias irte.Como tu hermano te vea en mi cuarto, me matara.
-Ah-mel hizo una mueca-Si, si no quieres acabar sin cabeza.
Los dos nos reimos.Mel se levanto y vi que llevaba un pijama de color azul oscuro, que se ceñia a su pequeño cuerpo.Sonrie para mis adentros.Cuando melanie salio de mi cuarto,me meti en el cuarto de baño.Abri el grifo de la ducha y me desvesti lentamente.La venda aun estaba sobre mi pecho.Me la quite para ducharme.Me meti en la ducha y me acostumbre al calor enseguida.Me lave el pelo, el cuerpo.Me toque la frente para comprobar si todavia tenia fiebre.No, ya no tenia.Sali de la ducha y me envolvi en la toalla.Saliendo del cuarto vi un poco de ropa sobre la cama.Hace un momento no estaba.La coji.Un pantalon negro,largo y una camiseta azul de manga larga.Me vesti rapidamente y sali.No sabia donde podia estar la cocina,pues los unicos sitios que conocia eran la enfermeria,mi cuarto y la salida.Tendria que buscar a alguien que me enseñara este enorme sitio.Encontre a Annabella y sonrie.Ella me ayudaria.
-Buenos dias, ¿anabella?-le pregunte.
-Si,alex-respondio con una sonrisa-¿Pasa algo?
-Si-le confese-No encuentro la cocina.
Ella rio y me cogio del brazo.
-Te acompaño.Yo me dirigia a desayunar-me dijo.
Sonrei a Annabella y los dos comenzamos a caminar hacia la cocina.Annabella comenzo una especie de interrogatorio.
-Alex,¿Cuanto sabes de Idris?
-No se nada,¿Idris?-pregunte,Confuso-De veras, no se de que me estas hablando.
-jajaja-rio Annabella-Tontorron.
Habiamos llegado a la cocina.Ya habia gente ahi.Vi a Nick,Melanie,Thomas y a Elisa desayunando.Melanie me miro y yo le guiñe un ojo.Annabella me dio un bol y una cuchara y me tendio la caja de cereales.Agradecido, la cogi en mis manos.Heche la leche y comenze a comer.Sintiendo curiosidad y un poco enojado,porque queria llevar mi propia ropa,pregunte.
-Elisa,¿Puedo ir a mi casa a por mas ropa?-pregunte
-Claro que si-Indico Elisa-No hay nada de malo en tu casa.Los rapiñadores que atacaron a tu familia se fueron,Nick y Thomas lo averiguaron ayer, mientras dormias.
Mire a Nick y Thomas, los dos reian.Se lo agradeci con una sonrisa.
-¿Alguien me acompaña?-pregunte
Melanie se ofrecio en el acto.Sonrei.
-Despues de desayunar, vamos,¿ok?-me pregunto
-Claro,melanie-dije,sonriendo-¿Alguien mas viene?
Nick y Thomas se justificaron.Annabella tenia cosas que hacer, al igual que elisa.Eso me daria tiempo para hablar con Melanie a solas.Eso era algo bueno.Partimos inmediatamente despues de desayunar.Hacia calor fuera mientras melanie pedia un taxi.Suspire.Melanie se volvio hacia mi.
-¿Tienes las llaves de tu casa?
Rebusque en mis bolsillos y las encontre.Se las mostre.Al final, conseguimos un taxi que nos llevo directamente al centro de la ciudad.Directos a mi casa...o a lo que quedara de ella.Estaba realmente asustado,me habian dicho que los demonios rapiñadores habian matado a mi familia, pero, ¿y si aun seguian por alli?,¿Serian capaces de atacarnos?...seguramente si.Mirando por la ventana, vi que ya habiamos llegado.Trage saliva.Melanie me sonrio, saco las llaves de mi bolsillo y se dirigio hacia la puerta principal de mi casa.La oi soltar un grito y vi una enorme mano arrastrarla hacia el edificio.Corri hacia el edificio antes de que la puerta de entrara se cerrará y me dejara fuera.Entre.Todo estaba oscuro.Oi gritar a melanie y subi las escaleras de tres en tres.Vi la puerta de mi piso abierta.Entrado vi que un bichejo tremendamente feo tenia sujeta a melanie por la cintura.Le habia rasgado la parte de delante de la chaqueta.Uno de sus pechos sangraba.El moustro intentaba tapar la boca de Melanie para que esta dejara de gritar.Mirando hacia abajo,vi algo plateado en el suelo, no muy lejos de mi pie derecho.Un cuchillo serafin y era de Melanie.Lo cogi y me lance hacia delante, sobre el moustro.Comenze a clavarselo por la espalda para que dejara en paz a Melanie,cuando vi que el moustro caia hacia delante, salte hacia detras y aterrize como los gatos.El moustro lanzo un gruñido y se desplomo.Oi otro grito,esta vez doloroso.Rodee el sofa y vi a melanie, debajo de la carcasa del moustro.
-Alex,dios,mis piernas-gimio.
-No te muevas.Dame tus manos-Le dije,cogiendo sus manos
Tire de ella hacia mi y ella lanzo un gruñido cuando sus piernas salieron de debajo del moustro.Me abrazo.
-Gracias,Alex-me dijo.
-No ha sido nada-le dije-voy un momento a registrar la casa.
Registramos la casa los dos y como no vimos nada, nos dirigimos a mi cuarto.Estaba igual que la ultima noche.La cama hecha, el escritorio con mis libros,pues habia estado estudiando.El portatil encendido.Mi ropa...me dirigi hacia el armario y lo abri.Saque camisetas,pantalones,chaquetas y calzado y lo meti en mi bolsa de deporte.
-¿Te cabe todo ahi?-me pregunto Melanie
-Si-le respondi con una sonrisa-Todo cabe en mi bolsa de gimnasia.
Salimos de mi habitacion y pasamos por la de mi madre.Vi algo que antes no estaba.Una caja.Me adentre en la habitacion y la intente abrir.Estaba cerrada,pero no tenia cerradura.Mire a Melanie que señalo con un dedo mi bolsa.
-Metela ahi-me dijo-A lo mejor elisa puede abrirla.
Me encogi de hombros y la guarde.Salimos de los pisos y nos dirigimos con un taxi de nuevo al instituto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario